Te Enseño Como Bañar A Un Gato

Como bañar a un gato sin vivir una experiencia aburrida, como todo el planeta sabe, los gatos reniegan del agua, y esto puede hacer del baño felino un rato bastante complicado.

Asimismo es verdad que bueno, los gatos detestan el agua, mas para compensar se arreglan bastante solos y son muy limpios.

Por esta razón, si tienes un gato lo más seguro es que no debas bañarlo muy frecuentemente.

Mas ¿qué sucede cuando el gato tiene suciedad que no puede quitarse bien mismo? Entonces, el “momento bañera” es irresoluble.

Te Enseño Como Bañar A Un Gato

Te Enseño Como Bañar A Un Gato

Te enseñamos como bañar a un gato sin desesperar.

Normalmente, y también con independencia de la edad que tengan, los gatos son considerablemente más sensibles al agua que los perros.

Se agobian con sencillez, y cualquier actividad que interrumpa su rutina, puede producirles desazones superfluos.

Otra característica que los diferencia de los perros, es su obsesión por sostenerse limpios, aseándose mismos con ayuda de su lengua.

Pues además de esto, la mayor parte de gatos familiares no habitúan a jugar en espacios exteriores, sus posibilidades de mancharse son limitadas.

Todavía de esta forma, hay determinadas circunstancias en las que tu gato puede precisar un baño, así sea por una causa puntual (diarrea, suciedad eventual), por prescripción veterinaria para reaccionar ante alguna nosología.

O bien sencillamente por el hecho de que lo has acostumbrado a ello.

En cualquiera de estos 3 supuestos, es recomendable que elijas el mejor instante para el baño, que va a ser aquel en el que tu gato esté más apacible y muestre menor nivel de actividad.

Los cachorros de gato pueden bañarse por vez primera desde los dos o bien tres meses.

La frecuencia de baño cambia dependiendo de la raza (pelaje largo o bien corto) y de la temperatura entorno.

En periodos de excesiva calor, el baño puede efectuarse cada diez días.

En invierno, como mucho 1 vez por mes.

Como bañar a un gato:

Veremos como bañar a un gato fácilmente y segura.

Te invitamos a que bañes a tu gato en el fregadero, en tanto que la altura y tamaño de la pila son apropiados y van a hacer el baño más simple.

Esto es lo que debes hacer:

Llena la pila varios centímetros de agua templada.

Ten al gato ya contigo, de esta forma se va a ir habituando a escuchar el estruendos del grifo.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER:  Tips De Como Cortar Las Uñas A Un Gato

Habla a tu gato con un tono sosegado, transmitiendo calma.

Seleccionar el instante conveniente para el baño es esencial a fin de que salga bien: hazlo cuando tu gato esté apacible.

Si deseas, puedes planearlo y jugar un rato con él a fin de que se canse un poco; de esta manera no se va a poner tan inquieto a la hora del baño.

Ya antes de mojarlo, asegúrate de peinarlo bien para suprimir nudos y pelos fallecidos.

Ponle una bola de algodón en cada oído para eludir que entre agua.

¡Tampoco lo metas demasiado! solo se trata de tapar sus oídos.

No llenes el baño con más de diez cm de agua, y intenta que no esté demasiado caliente.

Ahora que lo tenemos listo, ¡llegó la hora! ¿como bañar a un gato seguramente?.

Cuando ya esté todo preparado, es hora de humedecer al gato.

Hazlo poquito a poco, preferiblemente con una ducha de mano.

Cuando tu gato esté absolutamente mojado, es el instante del champú.

Emplea uno singular para gatos, aplícalo haciendo masajes, siempre y en toda circunstancia en favor del pelo.

¡Ten cuidado de no humedecer su cara y sus orejas!.

Cuando hayas terminado, asegúrate de aclarar totalmente el champú.

¡Si quedan restos podría irritarse su piel!.

Como afirmábamos, no enfoques la ducha a su cara.

Si deseas limpiar su cara, mejor utiliza un paño limpio mojado en agua templada.

Si tiene la cara muy sucia, puedes diluir un tanto de champú y limpiarla con esa agua saponácea, siempre y en todo momento cuidadosamente de que no entre en sus ojos.

¡A propósito!

Si a tu mascota felina le quieres cortar las uñas o limarlas, pues siempre sera mejor hacerlo antes del baño, cuando se encuentra seco la mascota, puedes sacarle provecho y hacerlo en el momento del peinado.

¡Ya sabemos como bañar a un gato! ¿Ahora qué?.

Tras mojar a tu gato, llega el instante del secado ¡y este paso es igualmente esencial!.

Envuelve a tu gato en una toalla y deja que se vaya secando en un sitio caluroso, por poner un ejemplo, cerca de un radiador.

¡Evita las corrientes de aire! Por norma general, los ruidos les acostumbran a dar temor a los animales, mas si tu gato es un valiente, puedes probar a secarlo con secador.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER:  Tener Un Gato Sus Beneficios Y Ventajas

Si deseas que tu gato se porte bien en los instantes del baño y lo asocie con algo bueno, cuando acabes el secado, va a ser el instante ideal para darle una enorme recompensa.

¡Las mascotas adoran las gominolas! Dale un premio y vas a ver que poquito a poco va percibiendo la experiencia del baño de forma más positiva.

¿Tu gato tiene PÁNICO ABSOLUTO al agua y es imposible bañarlo? Acá tienes otro procedimiento.

¿Como bañar a un gato extremadamente espantadizo?.

Si es imposible que tu felino perciba el baño como algo bueno y se pone hecho una furia, tendrás que mudar de estrategia.

En un caso así, vamos a procurar que el baño sea lo más veloz posible a fin de que padezca menos.

¡Y terminemos con la menor cantidad posible de raspones!.

Tras peinarlo (este proceso es el mismo de ya antes), lleva a tu gato a la bañera.

¡Mas nada de agua corriente! Los grifos no han de estar abiertos.

Mete un cubo con agua templada en la bañera, y al gato en el cubo.

Él se va a quedar apoyado sobre las 2 patas traseras, tienes que agarrar bien con la mano las patas delanteras.

Lava su pelo con jabón diluido y acláralo bien echándole agua del cubo con la mano, ¡no con la ducha!.

¡Hazlo todo muy deprisa! Que no le dé tiempo a enfurruñarse ni a tener temor.

Cuando desee enterarse de qué pasa, el baño con suerte va a haber terminado.

Si este procedimiento asimismo resulta imposible, te invitamos a la técnica de las 3 jofaina.

Como bañar a un gato con las 3 palanganas.

Llena 3 jofainas con agua templada y ponlas en la bañera, el jardín, donde te convenga, mas intenta que estén apoyadas en una superficie estable a fin de que no vuelquen.

Diluye champú para gatos en la primera jofaina y mételo dentro.

Al haber menos profundidad de agua, seguramente el gato se asuste menos que en la bañera, esto es poco más que pisar un charco.

Lava al gato con esa agua saponácea y después emplea las jofainas de agua limpia para ir aclarándolo, siempre y en toda circunstancia teniendo cuidado de no empapar su cabeza.

Los gatos tienen una fama bien ganada de ser animales sumamente higiénicos.

Por lo que, cualquiera que tenga un felino en casa y se encuentra detenido a observarlos va a poder haber apreciado la enorme cantidad de tiempo al día que invierten en acicalarse.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER:  Tips De Como Cortar Las Uñas A Un Gato

Pese a esto, es posible que en algún instante te toque duchar mismo a un gato adulto, y esto no es un trabajo simple, ni para ti ni para el felino en cuestión, que va a tratar con sus fuerzas de huir de ti.

Como en MascotasBellas deseamos que esta experiencia no resulte traumática para ninguno de los 2, te traemos estos consejos sobre como bañar a un gato adulto por vez primera.

Estamos seguros de que te van a ser realmente útiles y te van a ayudar a soportar esta labor de una forma más fácil y veloz.

¿Es preciso mojar a tu gato?

No es bastante difícil percatarse de que la mayor parte de los gatos escapan atemorizados del agua, si bien hay algunas razas o bien unos mininos particularmente que la hallan amena e inclusive agradable.

En verdad, muchos veterinarios aconsejan no duchar a los gatos salvo que sea rigurosamente preciso.

Aconsejan siempre y en toda circunstancia una vez que hayan cumplido cuando menos los 3 meses de edad y se les hayan administrado sus vacunas, puesto que un baño podría enfermarlos con sencillez.

No obstante, es posible que jamás hayas bañado a tu gato pues este no lo ha necesitado, mas que de adulto se presente una situación que implique que le des un buen baño sí o bien sí, como puede ser:

Tiene pulgas y precisas darle un baño con un champú singular para combatirlas.

En sus travesuras se le ha empapado el pelo con alguna substancia que no puede quitarse lamiendo, o bien que resultaría peligrosa si lo hiciese, como pintura, grasa, gasolina, etc..

El gato tiene tiña.

Su pelaje es largo y precisas bañarlo para sostener el mentón limpio y desembrollado.

Ha sufrido golpes de calor.

Tiene alguna alergia o bien infección en la piel.

¿Lo has logrado? ¿Has llegado vivo acá! ¡Enhorabuena! Bien sabes Como bañar a un gato.

Ahora ya sabes como bañar a un gato sin complicarte la vida, como bañar a un gato que no se deja ya es tarea fácil  y si quieres saber como bañar a un gato bebe lo puedes ver en este blog.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




Deja Una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *